Somos más que entrevistas

Motivación, historias y crecimiento

¿Quiénes somos?

Somos una plataforma que transmite historias de crecimiento y motivación con el objetivo de mostrar el talento, entrega, capacidades y constancia de los migrantes venezolanos en el Perú, estrenando su primer episodio el 30 de julio de 2022.

Hasta la fecha hemos transmitido 25 historias que resumen el proceso de éxito de emprendedores, artistas y profesionales en medicina, derecho y comunicación.

“Fue una gran experiencia conversar y e inspirar a otros a través de mi testimonio en la entrevista que me hizo el equipo”

Liz MarianaActriz

Astrid Flores

“No olvidemos de dónde venimos, lo que valemos y para dónde vamos”

¿Cuál es la lección más importante que le ha dejado ser migrante?

La lección más grande que me ha traído a ser migrante es la empatía. No olvidar de dónde venimos, lo que valemos y para dónde vamos, porque estar en Perú me ha dado la oportunidad de conocer gente maravillosa, gente que tiene demasiado talento y que me ha demostrado que todo es posible siempre y cuando te lo propongas y no. dejes de luchar.

 

Entre esas personas estás tú y te aplaudo y te admira muchísimo. Y creo que cuando nos vamos de casa nos tenemos que acordar de todos esos sueños que teníamos de chiquitos, porque si no los proponemos, lo vamos a lograr siempre con la cabeza arriba y recordamos lo que valen y siendo empáticos, empáticos con las personas que conocemos.

Todas las experiencias malas, buenas, azules, amarillas de cualquier color nos ayudan y nos hacen ser mejores personas, pero creo que la lección más grande es ser empática y no olvidar de dónde venimos ya podemos llegar.

 

¿Qué extrañas de Venezuela?

 A mi mamá, no me la puedo traer por ahora, se vuelve complicado tener a una persona mayor ya mis tíos que son discapacitados, una de ellas es médico, egresada de la Universidad de Carabobo que a raíz de esta crisis que hemos vivido cayó en una depresión que no pudo salir y actualmente está medicada y es una responsabilidad muy grande que hoy en día tenemos mi hermano y yo.

Traerme a mi mamá es mi sueño de todos los días, poder mostrarle la costa verde y que yo sepa que va a estar tranquila, a veces me da risa porque ella siempre me dice “¿Cómo está mi hija rica y famosa? Y ella lo cree, solo espero poder retribuirle todo lo que ha hecho por mí, ojalá nosotros tuviésemos la misma fe en nosotros que tiene en nuestros padres.

 

 

Además de mostrar el talento, entrega y constancia de los migrantes venezolanos en el Perú, realizamos conferencias motivacionales donde los entrevistados son los principales protagonistas.

Yashual Ávila

“El camino no fue nada sencillo”

¿Cómo nació este personaje, personificar al príncipe del rap profesionalmente como lo haces ahora?

Realmente eso este nunca pasó por mi mente, jamás pensé encontrarme con este escenario que tenía preparado Dios para mí, solamente Dios lo sabía, te cuento que en el momento que llegué, que pise Lima, me sorprendía porque las personas se detenían de la nada a pedirme fotos, iban en auto y se detenían y me decían oye regálame una foto, oye igualito, y comenzaron a animarme a que visitara programas de televisión  que me recomendaban porque decían que siempre están doblajes y ganan y no se parecen, pero tú tienes el parecido.

 

Ellos, los peruano comenzaron a animarme, entonces comencé a hacerlo, creé mi cuenta en TikTok, comencé a hacer cortometraje con mi tío de la serie El Príncipe del Rap, y así fui haciendo varios cortometrajes, cuando lo subía, las personas comenzaron a felicitarme por el trabajo que venía realizando y reaccionaban con me gusta, y aunque como tú sabes los venezolanos estamos caracterizados por el chalequeo, mis compañeros y amigos cuando me veían en el Facebook me decían que si era gay que ahora me  había metido a actor, otros me llamaban celebridad, y es que realmente vas por la calle y todo el mundo te pide fotos, visitas canales de televisión, das entrevistas.

 

https://www.youtube.com/watch?v=XyfHAIq8JRg&t=42s
Contáctanos

Escríbenos si quieres ser parte